La serigrafía y la sublimación son dos técnicas de impresión y estampación textil muy prácticas y duraderas porque tienen una gran resistencia al lavado y la calidad de sus resultados es excelente. Pero debes saber que ambos procesos tienen sus ventajas y sus inconvenientes.

La serigrafía es una de las técnicas más duraderas y así lo ha demostrado a lo largo de los años, y aunque su proceso se ha mecanizado en gran medida, algunos de sus pasos siguen siendo muy artesanales. Es uno de los sistemas de estampado más populares y demandados por los usuarios.

En el proceso de sublimación se utiliza una impresora de inyección de tinta para imprimir un diseño en una hoja especial de papel, que posteriormente es colocado sobre el material que se va a decorar y es calentado con una plancha. El aumento de temperatura hace que la hoja se gasifique y se estampe en la tela.

¿Cuál es la diferencia entre estampado y serigrafía?

La serigrafía es una de las técnicas más antiguas que existen.  El proceso comienza con la selección de un diseño que finalmente se transferirá a una malla de tejido tensada sobre una pantalla. Aplicando calor en la pantalla, algunos de los poros se abren para dejar paso a la tinta. Esta técnica está pensada para realizar una gran tirada.

La serigrafía es una de las técnicas más antiguas que existen.

Por el contrario, la sublimación permite la imprimación sobre materiales rígidos, como tazas, para que el proceso quede perfecto es cierto que estos deben estar previamente preparados.

Si hablamos del color, habría que tener en cuenta que las tintas de colores que se utilizan para el proceso de sublimación profesional tienen una cierta transparencia, que se suma al color del fondo. Y, aunque la serigrafía si permite usar colores más densos y con resultados que pueden ser más atractivos, habría que utilizar por cada tinta de color que se quiera emplear, una pantalla nueva, lo que hace que el proceso de personalización se encarezca.

Las tintas de colores que se utilizan para el proceso de sublimación profesional tienen una cierta transparencia, que se suma al color del fondo

Después de leer el artículo si te surge la duda de ¿qué es mejor sublimar o estampar?, debes saber que ambas; serigrafía y sublimación son válidas para realizar ciertos tipos de estampados, la única diferencia es saber qué tipo de personalización vas a querer en tu prenda. Si quieres apostar por una calidad del diseño simple, la mejor opción es decantarse por la serigrafía. Si por el contrario necesitas un diseño de calidad fotográfica, la opción más acertada es la de la sublimación.

En Luxprint llevamos más de 30 años comprometidos en ofrecer siempre la mejor calidad en nuestros proyectos por ello adaptamos cada trabajo a las necesidades de nuestros clientes. ¿Necesitas ayuda?

Serigrafía y Sublimación: Diferentes Métodos de Estampación
¿Quieres compartir este post?
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Etiquetado en:                    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *